No te preocupes, no eres flojo. Emprender en Alemania

Hace unos días leí un artículo sobre las causas por las cuáles tu negocio no funciona y una de ellas era “es porque el emprendedor es flojo”. En ese momento me puse en el lugar de todas esas personas que conozco que han hecho de todo por sacar su empresa adelante.


Son emprendedores de “la vida” como les llamo yo porque a ellos nadie les dijo como emprender ni han tenido la suerte de venir de familias de emprendedoras, están emprendiendo en una cultura diferente, son madres, padres o hijos que tienen que hacer malabares para poder facturar. Ellos no se quejan de tener muchos clientes y no tener tiempo para atenderlos. No se quejan de todos aquellos que les llaman presionándolos para entregar trabajos antes de lo previsto…ellos no se quejan de la responsabilidad…ellos no se quejan de nada más que nadie les haya enseñado a llevar una empresa adelante. Con tanta publicidad que tiene el ser emprendedor hoy pareciera ser como el que trabaja para otro es un tonto y el que emprende un ser libre. Nada más lejos. Cuando dejas de tener un jefe en la empresa y emprendes pasas a tener muchos jefes y son tus clientes (si los consigues). Sin un jefe, que muchas veces es un guía, uno corre con todos los riesgos y todos los costos recaen sobre uno. Desde la mala reputación hasta los costes económicos.

Detrás de cada emprendedor no hay nadie flojo. Nadie se hace emprendedor para quedarse en cama durmiendo hasta las 10 de la mañana. Y muchas veces no lo mueve la pasión por el trabajo sino la necesidad de tener ingresos. Cuando los puestos de trabajo ya no son para todos entonces los que quedan fuera tienen que buscar la forma de entrar al mercado laboral. Ser emprendedor, muchas veces, no es una opción.

Una cuestión cultural y de educación

El primer problema es que la educación en general educa para trabajar para empresas, en sectores muy especializados y nadie enseña sobre riesgos, como cubrirse de ellos o disminuirlos. Nadie, porque los riesgos los corre otro. Primer error! Cuando vas a emprender te encuentras que o empiezas con 2 dólares como tantas historias que he leído y se han convertido en millonarios o te arriesgas a pedir crédito sin tener idea de negocios y poder quebrar. Lo que he visto hasta ahora es que se tiene mucha idea de “la idea” pero poco de negocios. En países como Alemania o España emprender no es una situación muy valorada. Se sigue percibiendo en la sociedad que ser trabajador dependiente de una empresa es mejor y menos arriesgado que emprender. Por qué? Porque no sólo hay cuestiones culturales asociadas a la incertidumbre sino que emprender es de por sí más arriesgado. En países como EEUU las personas asumen más los riesgos. Han aprendido a vivir con ellos y la mayoría emprende sin temor a perderlo todo. Y si eso sucede, no pasa nada, vuelve a empezar. El fracaso empresarial es aceptado y hasta valorado. Es por eso que normalmente uno escucha que los empresarios lo han intentado varias veces y fallado hasta que al fin dieron con una empresa que les daba dinero. Emprender lo llevan en la sangre por cultura y educación.

La falta de información en lo que respecta a negocios

Hacer un plan financiero, un análisis mínimo del modelo de negocios o estructurar mínimamente los gastos parecen ser elementos que nadie sabe o quiere hacer antes de empezar. Hasta el día de hoy no entiendo si es porque tienen miedo al resultado que arroje o es porque realmente no saben para qué sirve. He visto empresas con un expositor de idea increíble y que al hacer el plan financiero, la empresa era inviable por todos lados. Se habría quedado sin liquidez muy rápido. Y es muy fácil quedar quebrado.

Entonces emprender es muchas veces una salida a la falta de puestos de trabajo para todos. Porque entiendo que si emprender fuera lo más acertado siempre, en el mundo las empresas se pelearían por emprendedores y no por empleados que pertenecen a otras empresas o que están desocupados. Vamos! Estar desocupado no existiría! Pero no es así. Y aquí está en mi opinión la causa que muchos emprendedores no puedan salir adelante. No son flojos (Si buscas en internet encontrarás artículos que sostienen que no facturar en tu empresa tiene que ver con que eres flojo). No tienen información. El que comienza una empresa se encuentra que tiene que entender de finanzas (ya para pedir crédito), recursos humanos, producción, compras, ventas, legalidades, estrategias, etc. Y se encuentra que no sabe y tiene que tomar decisiones como por ejemplo en qué tipo de marketing invertir para su empresa, en qué tipo de material, etc. Y aunque lo tercerice (que parece ser la solución a todo, es necesario saber en quién y a qué precio. Y volvemos al inicio, sin el testeo de la idea de negocio y un plan financiero, poco margen de decisión se tiene.

Principalmente por falta de información y análisis son las causas por las cuales muchos emprendimientos caen. No es flojera, eso seguro. Por ejemplo los precios a los que venden sus productos no son lo suficientemente altos como para soportar la estructura de costes. Muchos emprendedores piensan que se facturará siempre y los 12 meses del año. Esta es una de las razones por las cuales muchos no salen de vacaciones porque no calculan el cómo irse de vacaciones y poder tener ingresos al siguiente mes. Una vez más, falta de información en el manejo de los flujos de caja y la previsión financiera.

No todas las historias son de éxito

Si quieres leer sobre emprender en internet encontrarás millones de entradas en Google sobre lo bueno que es. Lo maravilloso que es dejar de tener un “jefe” odioso para no tenerlo. La posibilidad de ganar más que trabajando para otros. Este último punto es cierto. En Alemania, aquellos que han emprendido han logrado ganar un 40% más que trabajando para otros. Pero primero tendrán que pasar por el abismo de los dos primeros años donde muchas empresas caen. Hay muchas historias de éxito y de empresas que han crecido exponencialmente pero hay muchas que no. Incluso hoy por hoy un inversor no busca que una empresa genere dinero en una cierta cantidad de tiempo durante un cierto tiempo sino que sea capaz de generar muchos ingresos en poco tiempo. Si se muere después que han recuperado su dinero, les da igual. Les interesa que el dinero que se invierte venga muy rápido c y con muchos intereses o ganancias. Las famosas Start-up. Eso explica casos como Theranos, que logró conseguir millones de dólares de inversores, aunque la empresa era un fraude.

Si tu empresa no factura, intenta entender dónde se invierte, por qué y para qué. Esto te dará una idea de por qué hay empresas que recibirán financiación y otras que ni siquiera nacerán. Una vez más, información es poder.

La desmotivación

El principal enemigo del emprendedor. Cuando se presenta es difícil pelear con ella. Incluso más difícil que con un jefe. Con el jefe te vas a casa y hasta el otro día no lo ves pero la desmotivación te sigue como una sombra. Y por qué? Porque la mayoría de las personas cuando emprenden piensan que todo es siempre crecimiento. Que una vez que se tienen los primeros clientes esto siempre se mantendrá. Solo puede crecer! Pero no. Hay altibajos. Puede pasarte que un año tengas muchísimos clientes y falta de tiempo y otros que no hay ni uno. Y la desmotivación acecha porqur todo se percibe como una gran amenaza. Nadie les enseñó a ver que llevar una empresa es así. LO ves en la bolsa donde las acciones de una empresa suben y bajan y algunas bajan tanto que tienen que salir. Mira el caso de Wework. El problema es que emprender y tener poca liquidez deja poco margen de maniobra. Y por qué? Una vey más, porque esto solo se enseña en las escuelas y universidades de negocios. Y resulta que un panadero necesita saber cómo tener liquidez como la misma BOSH.

Con todo esto quiero decir que la información es vital para emprender. Tener un manual de procedimiento, conocer la competencia, qué son estrategias y cómo crearlas, saber cuándo un producto debe morir y cuando ser innovado, saber cuándo contratar un empleado y cuándo darle esa tarea a otra empresa, entender hasta dónde se puede estar sin crédito y en qué momento solicitarlo, cuándo necesitas una mejora en tu cadena se Supply chain, cuándo te conviene una certificación, etc. Entre tantas miles de situaciones requiere principalmente una cosa y se llama INFORMACIÓN. Sin ella muchos emprendedores van a la deriva sin saber si quiera si el barco puede mantenerse a flote y por cuánto tiempo.

No es el emprendedor el problema es la falta de acceso a herramientas que le permitan saber qué hacer y cómo mucho más allá de palabras bonitas o de palabras durísimas como que si no factura es porque es flojo!


Escríbeme a info@intercultural-agent.com , envíanos un mensaje en Whatsapp

+ 49 176 59743260 o llámanos.

Paula de Figueiredo

PM Intercultural Agent

https://www.facebook.com/AlemaniaNegocios/

www.intercultural-agent.com

https://www.linkedin.com/company/intercultural-agent/

© 2020 Intercultural Agent                                  +49 (0) 176 59743260                     info@intercultural-agent.com                        LOPD                           Made with ♥ in Frankfurt an Main.