El autobús parte a las 14:26 hs. Hacer negocios en Alemania.


Lo primero que aparece en la mente a aquellos que no tenemos a Alemania como "chip de origen" es la puntualidad como fuerte elemento cultural "identificatorio" de los alemanes.

Residir en Alemania durante muchos años crea el hábito de la puntualidad y ordena la vida. Es difícil acostumbrarse al principio, pero luego trae muchos beneficios. El hecho de no tener que "calcular" las esperas de los que llegarán tarde como me pasa en mis conferencias me ha ayuda mucho en Alemania. Sobre todo, porque el concepto ser puntual varía incluso en Latinoamérica. Hay países en los que un horario significa ir media hora más tarde, o incluso más, de la hora "acordada".

Durante estos años he observado como los latinos y los españoles se hacen mucho más puntuales en Alemania. Como cuando nos hacemos puntuales cuando tenemos que tomar un avión (como si la norma de estar dos horas antes en el aeropuerto fuera para no correr riesgos que la gente llegue tarde).

Cuando los extranjeros hispanohablantes estamos en Alemania, necesitamos "ir" a la velocidad de los demás para funcionar en la sociedad. Si, por ejemplo, llegas 5 minutos tarde a una reunión de trabajo con alemanes, te reclamarán el retraso. Lo mejor es en estos casos es pedir perdón cuando se entra a la reunión sin dar excusas procurando ser puntual la próxima vez. El punto de calcular los tiempos es al parecer un factor clave. A ser puntual se aprende y se ejerce porque los demás lo son.

Con esto quiero explicar que en muchos casos cuando una mayoría funciona de una forma es una necesidad adaptarse a estos nuevos comportamientos. En Alemania uno se "hace" puntual. Pero ¿qué es lo que hace que sea así? El sistema. Las personas tienen un comportamiento que se condiciona al del grupo, pero la estructura en donde se mueven es de mayor peso aún. A qué me refiero con ¿la estructura? Si necesito moverme desde un punto A a un punto B que incluye desplazamientos en medios de transporte (en gran medida puntuales) eso me ayudará a ser puntual. Si una estructura social está creada con el objetivo de optimizar tiempos seguramente iré por un camino que ya ha sido pensado y analizado por otros para ser el más óptimo. Un ejemplo para entender mejor a lo que me refiero es pensar en lo que hace Google Maps cuando eliges un camino. Google entiende que tu camino debe ser el más corto, pero también el acorde al medio que utilizas para transportarte. Hay factores como cortes de calles, obras, accidentes que pueden suceder en el camino, congestión de tráfico, etc. que son tenidos en cuenta por el algoritmo. Entonces la posibilidad que ocurra algo muy imprevisto que te impida llegar a tiempo, es muy bajo ya que se tienen en cuenta factores que están sucediendo en tiempo real. ¿Qué ocurriría si Google Maps sólo pensara en cómo llegar a un lugar sin pensar en el "entorno”? Hay miles de formas de hacer 1500 kms. Puedo tomar un avión directo o bien hacer un tramo en tren, otro en bici y finalmente en metro o subterráneo. ¿De qué dependerá? Del entorno en el que me muevo, como ser si estoy en Cuzco o estoy en Frankfurt, entre muchos otros factores. Cuando los latinos o españoles necesitamos calcular cuánto tardaremos para ejecutar una tarea no tenemos un Google Maps completo como si tienen otros países. Tenemos un sin fin de posibles problemas en el camino que nos impiden determinar la exactitud de un proyecto. Nosotros sabemos que debemos ir "a un punto en concreto" pero cuando funcionamos en un entorno tan incierto normalmente las fechas nos quedan o muy cortas o muy largas. Y así aprendimos a "controlar el caos". Cuando tu entorno es tan predecible es mucho más fácil cumplir con la puntualidad. Los alemanes aprendieron a "evitar el caos". Tenemos dos escenarios diferentes donde el tiempo, su cálculo y el entorno juegan un papel determinante.

Esto quiere decir que yo me comporto de acuerdo al grupo, pero también de acuerdo a la estructura en la que me muevo. Por esa razón es más fácil que adoptemos otros hábitos cuando nos cambiamos de cultura. Cuando uno sabe que el autobús sale a las 14:26 hs puede calcular mejor la llegada al punto B. No tendré que pensar en las miles de potenciales situaciones que pueden ocurrir inesperadamente como retrasos debido a un corte de caminos por protestas, un autobús que se rompe porque no invierten los suficiente en mantenimiento, huelgas o porque simplemente ese autobús no pasa y se cancela sin venir otro a reemplazarlo. Estas son algunas razones de las cientos de miles de potenciales situaciones que si eres español o alemán ni siquiera te imaginas!

Gracias a que aprendimos a controlar el caos somos países que resistimos crisis constantemente. Casi todas nos golpean fuerte pero las personas saben que son ciclos que no representan en realidad un cambio. Los latinos y españoles tienen una capacidad extraordinaria de adaptarse a situaciones muy difíciles. Todo esto es gracias a esta condición. Aprendimos a navegar en un "mar" que es incierto de manera constante.

Claro que no todo es una cuestión de autobuses y trenes, pero he notado como la puntualidad de los ellos refleja en cierta medida la puntualidad del grupo social y el funcionamiento de su estructura.

La puntualidad no es solo llegar a tiempo a algún lugar, significa también decir las cosas en un plazo óptimo, entregar un trabajo en la fecha acordada, establecer objetivos en el momento correcto, etc.


¿Cómo trabajar con "puntuales" e "impuntuales"?


Cuando se trabaja en un entorno que es similar al mío, la impuntualidad no se ve como un elemento de conflicto en los negocios. Todos los entendemos. Pero cuando alguien que es muy puntual nos "obliga" a comportarnos de otra manera nos "impacta". Lo mismo ocurre a la inversa.

Cuando trabajes en otros entornos culturales entiende que los ciclos del tiempo no son personales, sino que son más bien estructurales. Ten siempre una mente abierta preguntando al equipo cómo puedes ayudar a otros que tienen los tiempos más difíciles de cumplir, invita a hablar abiertamente con los involucrados sobre el cumplimiento de los tiempos y apoyándolos siempre, haciéndoles sentirse cómodos y entendiendo que las estructuras condicionan. Si en un país un cliente tarda 180 días en pagar una factura y tu proveedor te dice que está condicionado financieramente entiende que no son excusas, son situaciones reales que ralentizan el funcionamiento de toda la estructura.

Y si estás del otro lado donde ves que el equipo va muy rápido y todos son "cumplidores" de tiempos y tú no, coméntalo a tiempo. A esto me refiero, por ejemplo, si trabajas en un entorno alemán, plantea el problema que sientes que te impide alcanzar estos tiempos. Analiza si tienes un problema de prioridades o de cálculo de consumo de tiempo de cada tarea. Es importante que lo plantees en cuanto identifiques el problema. En caso de la cultura alemana, si planteas el problema a tiempo se puede buscar solución para evitar el “caos”, pero no lo digas cuando ya no se puede hacer nada porque les es difícil “improvisar” o “navegar en el caos”. Es importante evitar la situación de tener que llamar a los bomberos.

Si te gustó el artículo te invito a leer y escuchar más del tema cómo influye la cultura en los negocios y cómo trabajar en ellas. Mis redes sociales son:

www.intercultural-agent.com

Info@intercultural-agent.com

WhatsApp: + 49 176 59743260

Instagram: https://www.instagram.com/pm_interculturalagent/?hl=es

Page Facebook: https://www.facebook.com/AlemaniaNegocios/

Linkedin: https://www.linkedin.com/company/intercultural-agent/?viewAsMember=true


Un abrazo desde Frankfurt!


Paula de Figueiredo

Experta en cultura alemana e hispana de negocios

PM Intercultural Agent